California y el gobierno federal tienen leyes relacionadas con la denuncia de irregularidades, incluyendo leyes diseñadas para proteger al denunciante.

Promulgada en 1863, la disposición Qui Tam de la Ley de Reclamos Falsos es una de las leyes de protección de denunciantes más poderosas de los Estados Unidos. Sigue siendo una herramienta principal del gobierno federal en la lucha contra el fraude.

Una demanda Qui Tam es un caso de denuncia en el que el denunciante puede recibir una recompensa si se recuperan fondos del gobierno. Ante la Ley de Reclamos Falsos, cualquier persona que presente reclamos falsos al gobierno podrá recibir sanciones graves. Los denunciantes, que denuncian irregularidades contra el gobierno estatal o federal, pueden recibir un porcentaje de los daños recuperados.

La Ley de Reclamos Falsos permite a cualquier persona presentar una demanda contra cualquier persona que defraude intencionalmente al gobierno.

Los tipos de reclamos de fraude más comunes en casos Qui Tam incluyen los siguientes:

En California, existen protecciones para los denunciantes. Los denunciantes de California y los demandantes de Qui tam están protegidos por la Ley de Reclamos Falsos y las Leyes de Denuncia Estatales y Federales. Estas protecciones incluyen:

Denunciar una actividad ilegal es lo correcto, pero es riesgoso. Si eres testigo de una actividad ilegal o fraudulenta, lo mejor es que te pongas en contacto con un abogado especializado en protección de denunciantes antes de tomar medidas.