Cuando trabaja en el estado de California, usted puede ser considerado contratista independiente o empleado. Ambas son dos clasificaciones diferentes bajo las leyes laborales y de empleo. Hay varias diferencias entre ellos, y si bien esa clasificación puede parecer un detalle menor, es crucial ser consciente de ello, para que no te clasifiquen mal.

Ser clasificado erróneamente puede resultar en pagos indebidos, beneficios perdidos, implicaciones fiscales y horas extras trabajadas no remuneradas.

Varios detalles específicos marcan la diferencia entre un empleado y un contratista independiente. Esta diferenciación va más allá de un título, y es crucial tenerla en cuenta, ya que puede tener un impacto negativo en sus finanzas y derechos.

Un empleado:

Un contratista independiente:

Aunque los detalles que diferencian a un empleado de un contratista independiente parecen claros y evidentes, ¿por qué los empleadores clasifican erróneamente?

A veces, la clasificación errónea es un simple error en el papeleo o el procesamiento. Sin embargo, desafortunadamente, muchas veces, es intencional. Por ejemplo, clasificar erróneamente a un empleado como contratista independiente significa que el empleador resulta pagando menos impuestos y beneficios. El empleador también puede evitar el pago de horas extras.

Después de revisar las distinciones entre un empleado y un contratista independiente, ¿has sido clasificado erróneamente? Si sospechas que esta es tu situación, o si sabes que has perdido tu salario o beneficio, no demores en buscar ayuda. El estatuto de limitaciones para la mayoría de las demandas de salarios y horas de California es de tres años a partir de la fecha en que ocurrió la violación más reciente.

Aquí en Aiman-Smith & Marcy, hemos ayudado a muchos clientes en California que han sido mal clasificados por sus empleadores. Si te preocupa que lo hayan clasificado erróneamente, permite que nuestros abogados revisen tu situación y se aseguren de que obtengas los beneficios y la compensación que mereces.