Un despido injustificado es definido como “ser despedido por una razón ilegal, que puede implicar la violación de las leyes federales contra la discriminación o un incumplimiento contractual.”

Un ejemplo de una despedida injustificada sería despedir a un empleado por ciertas características como su raza, género, origen étnico, religión o discapacidad. Aunque hay algunas razones que rápidamente convierten un caso en una terminación injusta (como la discriminación), hay otras que no son tan claras.

Aquí hay algunas razones por las que tú podrías tener un caso de despido injustificado.

No puedes ser despedido por ser un denunciante. 

Un denunciante es protegido por reportar actividades fraudulentas y dar informes sobre irregularidades contra el gobierno estatal o federal. Adicionalmente, si estás reportando algo ilegal o poco ético que está ocurriendo de parte de tu empleador, tu y tu posición en el trabajo está protegido. Esto también es cierto si tu empleador te pide que hagas algo ilegal, cómo trabajar más horas sin descansar. Si tu empleador trata de despedirte porque niegas hacer lo que él o ella te pidan, es muy posible que pueda haber un caso de despido injustificado.

La Ley de Ausencia Familiar y Médica de 1993 te permite tomar tiempo del trabajo para recuperarte de una enfermedad.  

Esta ley protege tu posición en el trabajo y te permite que no seas despedido. Si tienes que cuidar a un familiar porque están enfermos, el tiempo que usas también está cubierto por esta ley. La Ley de Ausencia Familiar y Médica permite a los empleados de empresas con cinco o más empleados tomar hasta 12 semanas de vacaciones no pagadas en un período de 12 meses.

Si eres despedido injustamente, los daños que puedas recuperar en una demanda judicial de despedida injustificada en California incluirá una o más de las siguientes:

Si crees que has sido despedido injustamente, debes consultar a un abogado lo más pronto que puedas. Nosotros tenemos experiencia en estos casos, y estamos preparados para ayudarte.